Diccionario Biblico


        A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z 
Buscar palabra:

      Inicio del Sitio   -   Foro   -   Biblia Virtual

Llanto

Llanto

 
LLANTO
En oriente se manifestaban con gran ostentación el dolor y el duelo. Los israelitas mostraban públicamente su desolación con la abstención de ornamentos y con descuido en el vestido (Exodo 33:4 ; 2 Samuel 14:2 ; 19:24; Mateo 6:16 18); como expresión de duelo se rasgaban la túnica al nivel del cuello, y sus ropajes y mantos (Levitico 10:6 ; 2 Samuel 13:31 ; Joel 2:13 ). (Véase DUELO.)
El llanto es muchas veces mencionado en las Escrituras. La primera mención del llanto se halla,
en forma de verbo, en Genesis 21:16 , de Ismael: el muchacho alzó su voz y lloró.
El llanto por José el hijo de Jacob fue muy grande (Genesis 50:11 );
el llanto de Jeremías fue motivado por los pecados de su pueblo y por los juicios que iban a caer sobre la nación y sobre Jerusalén (Jeremias 9:1 ; 13:17; Lamentaciones 1:2 , 16).
El Seņor Jesús lloró sobre Jerusalén (Lucas 19:41 ),
y por la muerte de Lázaro (Juan 11:35 ), mostrando así la profundidad de sus sentimientos.
El lloro es la expresión del dolor profundo y de la miseria que han entrado en el mundo por el pecado del hombre, y del Seņor Jesús está escrito proféticamente que en toda angustia de ellos él fue angustiado.
El llanto fue también la parte de los primeros cristianos (Los Hechos 8:2 ; 9:39; 20:37; 21:30; Romanos 12:15 ; 1 Corintios 7:30 ; 2 Corintios 7:7 ; 12:21; Filipenses 3:18 ). Después de un terrible período de juicios los moradores de la tierra derramarán su llanto por la destruida Babilonia (Apocalipsis 18:9 , 11, 15, 19). En la venida del Seņor, los impíos serán lanzados a las tinieblas de afuera, donde será llanto y crujir de dientes (Lucas 13:28 ), en una total soledad en tormento, con exclusión de la presencia del Seņor (2 Tesalonicenses 1:9 ). En cambio, para los redimidos, eliminando ya para siempre el pecado y todas sus consecuencias mediante la obra de Cristo en la cruz, llegará entonces el día en que enjuagará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron (Apocalipsis 21:4 ).

Valid HTML 4.01 Transitional
Diccionario Biblico
FraganciadeCristo.com 2007 - 2008