Diccionario Biblico


        A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z 
Buscar palabra:

      Inicio del Sitio   -   Foro   -   Biblia Virtual

Joel (Libro)

Joel (Libro)

 
JOEL (Libro)
No tenemos en este libro ninguna indicación precisa de la época del profeta. Pero ciertos detalles parecen militar poderosamente en contra de una fecha anterior a la de Isaías. Se piensa que se sitúa en la época del avivamiento religioso de comienzos del reinado de Joás (2 Reyes 12:1 , 16; 2 Cronicas 24:1 ). Por cuanto Joel no menciona al rey, pero habla de los sacerdotes y de las ceremonias regulares del culto (Joel 1:9 , 13; 2:12-17), esta situación armoniza con la época de la minoría de edad del rey Joás, cuando el poder lo ejercía el sumo sacerdote Joiada como regente (2 Cronicas 23:2 , 3). Por otra parte, Joel no hace mención alguna de los asirios ni de los caldeos, en tanto que hace alusión a enemigos que no existían como naciones en la época de los grandes imperios, o que no representaban amenaza entonces para Judá:
los edomitas (Joel 3:19 ),
fenicios y filisteos (Joel 3:4 ).
No hace mención alguna del reino del norte. Por ello, puede ser situado alrededor del aņo 800 a.C. Se puede aņadir que muchos profetas usaron pasajes enteros de Joel (cfr. Amos 9:13 y Joel 3:18 ; Isaias 13:6 , 9, 10 y Joel 1:15 ; 2:1, 10; Sof. 1:14, 15 y JI. 2:1, 2; Ezequiel 47:1 y Joel 3:18 ; Abd. 17 y Joel 2:32 ). Resulta insostenible la postura de aquellos que buscan situar la profecía en la época de Jeremías, o incluso después del exilio en Babilonia.
La profecía de Joel tiene como perspectiva esencial el tiempo del fin. Joel parte de una catástrofe muy común en Oriente, una invasión de langostas seguida de una terrible sequía, para describir la época terrible del juicio de la ira de Dios sobre su pueblo y las naciones, el Día de tinieblas y de oscuridad, grande y muy terrible, el día grande y espantoso de Jehová (cfr. Joel 1:15 ; 2:1, 2, 11, 31).
El profeta revela este día, que no será un día solar, sino un período de varios aņos, período que debe corresponderse con el reinado del Adversario (Anticristo) según Daniel 9:24 27 y que Jesús describió en Mateo 24:29 30, Pedro en 2 Pedro 3:10 13, y Juan en Apocalipsis 7: ss.
Joel nos presenta las siguientes etapas:
(a) El amanecer del día de Jehová. Castigo de la Judá infiel (en Joel, Judá representa el conjunto del pueblo), que consistirá en la súbita invasión del país por parte de un pueblo innumerable (Joel 1:6 ). Este pueblo es identificado (Joel 2:20 ): el del norte. Ezequiel da acerca de este enemigo detalles impresionantes (Ezequiel 38:1 9, 14-16). Este pueblo, incluyendo en su seno todo un grupo de naciones, será tan numeroso que Joel lo compara a una invasión de langostas (Joel 1:4 ), atribuyéndole el mismo poder destructor (Joel 1:6 , 7). En Ezequiel 38:9 se le ve como una nube que va a cubrir el país. Joel 2:1 11 constituye una visión apocalíptica de esta invasión: carros y caballos, llama de fuego, cielo oscurecido, tierra que tiembla, cielos estremecidos. Pudiera identificarse con una batalla con intervención de armamento nuclear. ¿Quién podrá soportarlo? (Joel 2:11 ). El profeta precisa el lugar de la batalla: el valle de Josafat (Joel 3:2 , 12), alrededor de Jerusalén. Allí es donde se decidirá el resultado de esta guerra.
(b) El resultado del cataclismo: Si Dios tiene que castigar, quiere también su salvación. Por ello, le dirige apremiantes llamamientos al arrepentimiento (Joel 1:13 14; 2:12-17). El castigo será para Judá como un crisol de purificación. Y la terrible y rápida tempestad será seguida de una liberación milagrosa. Dios mismo intervendrá para quebrantar el espíritu del invasor y aniquilarlo (JI. 2:18-20). La descripción paralela de esta intervención divina dada por Ezequiel es aún más detallada y cataclísmica (Ezequiel 38:17 23; 39:1-7); el enemigo del norte hallará allí su ruina total (Ezequiel 39:11 17). este es el día del cual he hablado (Ezequiel 39:8 ).
Ciertos comentaristas dudan acerca de si se ha de colocar esta derrota del enemigo del norte al comienzo de la septuagésima semana de Daniel (Daniel 9:27 ), o si debe ser considerada como una fase de la batalla de Armagedón. (Véanse ARMAGEDeN, GOG.). En el primer caso seņalaría la victoria del Anticristo y el punto de partida del pacto malvado que él hará con Israel. Parece, sin embargo, que Joel, como Ezequiel 38: 39, cuadra mejor con el punto de vista de un doble cumplimiento, antes de la tribulación y después del Milenio (cfr. Alexander, Ralph: Ezequiel, Pub. Portavoz Evangélico, Barcelona, 1979, PP. 123-134). En Joel se trata en particular el primer cumplimiento, en el período que cierra la Gran Tribulación y da inicio al Milenio (cfr. Joel 3:1 2, 11-13, 18-21).
(c) El derramamiento del Espíritu sobre Israel. El pasaje de JI. 2:28-32 constituye un capítulo aparte, el capítulo 3 en la Biblia hebrea. De esta profecía ha habido ya un primer cumplimiento parcial en Pentecostés, porque Pedro afirma: Mas esto es lo dicho por el profeta Joel... (Los Hechos 2:16 21). El Espíritu ha sido, en efecto, dado a todos los creyentes, en tanto que en el AT no era dado más que a ciertos privilegiados siervos de Dios. Pero es evidente que Pentecostés no era todavía el gran Día del fin, marcado por los fenómenos cósmicos y por el triunfo visible del Seņor. Lo que además queda aún por cumplir es la conversión de todo Israel al Mesías, gracias a un derramamiento particular del Espíritu que la incredulidad de la nación ha retardado hasta ahora (Joel 2:28 32; Isaias 32:13 15; 34:16; Ezequiel 36:24 27; 39:28-29; Zacarias 12:10 ). Cuando esto suceda, mi pueblo nunca jamás será avergonzado (JI. 2:26-27).
(d) La gloria del reinado mesiánico. Joel proclama el término del Día de Jehová con el anuncio del advenimiento del Seņor a Sion (Joel 3:17 , 21). La prosperidad, paz y seguridad quedarán aseguradas al pueblo de Dios (Joel 3:16 , 18-20). Este reino de Cristo sobre la tierra es descrito más ampliamente por Isaías y otros profetas. Será un tiempo de inmensas bendiciones para Israel y para todas las naciones. (Véase MILENIO.)
Recapitulando, se puede decir que Joel presenta los acontecimientos del fin en el siguiente orden:
(a) Invasión de Palestina por las naciones, en el Día de Jehová (Joel 2:1 10; cfr. Zacarias 14:2 ; Apocalipsis 16:14 ).
(b) Destrucción de los invasores por el Seņor mismo (Joel 2:11 ; Apocalipsis 19:11 , 21).
(c) Arrepentimiento del pueblo escogido (Joel 2:12 17).
(d) Promesas divinas de liberación (Joel 2:18 27).
(e) Derramamiento del Espíritu sobre Israel (Joel 2:28 29).
(f) Retorno glorioso de Cristo, proclamación de su salvación y de su reino (Joel 2:30 32; cfr. Los Hechos 15:15 17).
(g) Juicio de las naciones (Joel 3:1 16).
(h) Descripción del reino mesiánico (Joel 3:17 21; cfr. Zacarias 14:1 21).
Bibliografía:
Deree, D.: Joel, en Wycliffe Bible Commentary (Moody Press, Chicago, 1962);
Kelly, W.: Joel, en The Minor Prophets (C. A. Hammond, Londres, 1874, PP. 61-115).

Valid HTML 4.01 Transitional
Diccionario Biblico
FraganciadeCristo.com 2007 - 2008