Diccionario Biblico


        A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z 
Buscar palabra:

      Inicio del Sitio   -   Foro   -   Biblia Virtual

Herencia

Herencia

 
HERENCIA
Abraham ya conoció esta costumbre de transmisión de bienes a la muerte (Genesis 15:3 , 4).
Sólo los hijos de la esposa legítima tenían derecho a herencia. Los hijos de una concubina quedaban excluidos de ella. Ismael, hijo de la esclava, no podía heredar con el hijo de la libre (Genesis 21:10 ). Abraham despidió, con dones, a los hijos tenidos con sus concubinas (Genesis 25:5 , 6). En cambio, todos los hijos de Jacob recibieron iguales derechos.
Las hijas heredaban en ocasiones con el mismo derecho que los hijos (Job 42:15 ).
Según la ley de Moisés, los bienes de un hombre eran divididos, a su muerte, entre sus hijos. El primogénito recibía el doble de lo que recibían los demás (Deuteronomio 21:15 17). Si no había hijos, la herencia era para las hijas (Numeros 27:1 8), que en tal caso no podían casarse fuera de su tribu (Numeros 36: ; Tob. 6: 10-13).
Si las circunstancias exigían que alguien de otra familia se casara con una heredera única, los hijos nacidos de este casamiento llevaban el nombre de su abuelo materno (1 Cronicas 2:34 41; Esdras 2:61 ).
Si el difunto no había tenido hijos, la herencia iba a su/s hermano/s; si no los había, iba al pariente más próximo (Numeros 27:9 11).
Las administraciones griega y romana introdujeron nuevos usos y costumbres, y los términos testamento y testador se hicieron familiares entre los judíos (Hebreos 9:16 , 17).
En sentido espiritual, somos herederos de Dios, habiendo venido a ser realmente hijos de el por la adopción del Espíritu, el cual nos hace clamar ¡Abba! (Padre, lit. papá, Romanos 8:17 ). Ya Abraham había recibido, por la fe, la promesa de que sería heredero del mundo, lo que también nos está reservado (Romanos 4:13 16). El creyente estaba sometido antes a la esclavitud de la Ley del AT, pero ahora, como dice Pablo ya no eres esclavo sino hijo y si hijo también heredero de Dios por medio de Cristo (Gá. 3:18; 4:1-7 cp. Gá. 4:30, 31). Cristo, el Hijo unigénito del Padre, es de derecho, el heredero de todas las cosas (Hebreos 1:2 ) Por su gracia somos también herederos juntamente con el (Romanos 8:17 ; Efesios 1:11 ). Estando justificados, hemos venido a ser en esperanza herederos de la salvación y de la vida eterna (Hebreos 1:14 ; Tito 3:7 ). Dios mismo nos garantiza esta herencia al darnos el sello y la prenda de su Espíritu (Efesios 1:13 14), confirmando la promesa con un solemne juramento (Hebreos 6:17 18). En su bondad, Dios ya nos revela ahora las riquezas de la gloria de su herencia en los santos (Efesios 1:18 ), y nos hace aptos para participar de la herencia de los santos en luz (Colosenses 1:12 ), prometiéndonos la recompensa de la herencia (Colosenses 3:24 ), por cuanto nos ha hecho renacer ... para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible reservada en los cielos para vosotros (1 Pedro 1:3 , 4). Se debe destacar el hecho de que el mismo Dios es la herencia de los creyentes (Deuteronomio 10:9 ; 18:2; Josue 13:14 ; Salmos 16:5 6) así como nosotros somos herencia de el (Deuteronomio 9:26 , 29; 1 Reyes 8:53 ; Salmos 2:8 ; 33:12).

Valid HTML 4.01 Transitional
Diccionario Biblico
FraganciadeCristo.com 2007 - 2008